Primera consulta prenatal.

Una vez que una prueba confirma que estas embarazada, el siguiente paso es consultar a tu médico. Si todavía no has pedido tu primera cita, la semana 5 es el momento ideal para hacerlo. Llama para pedir cita lo antes posible.

En qué consistirá la próxima visita al médico.

La primera visita suele tener lugar en torno a la semana 8-9. Tu médico te hará muchas preguntas para determinar si tú o tu bebé pueden estar en riesgo de sufrir cualquier problema, y realizará una revisión física para valorar tu salud general.

Durante la visita, es posible que tenga que someterte a las siguientes pruebas:

• Una citología
• Una prueba para detectar infecciones de transmisión sexual.
Además se podrían solicitar más siguientes pruebas:

• Una prueba de orina para detectar bacteriuria (bacterias en tu orina) asintomática. Las mujeres embarazadas tienen mayor riesgo de padecer infecciones en el tracto urinario, que pueden convertirse en severas si se dejan de tratar.
• Una prueba para detectar gonorrea y clamidia, sea con una prueba de orina o con la recolección con torunda de una muestra vaginal.
• Un hemograma completo.
• Exámenes del factor Rh y del grupo sanguíneo.
• Análisis de sangre para hepatitis víricas B y C, virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), citomegalovirus (CMV), herpes simple (VHS), toxoplasmosis.
• Una prueba para detectar diabetes.
• Pruebas de anticuerpos para ver si eres inmune a la rubéola y la varicela. 
Tu médico también calculará tu fecha de parto, revisará tus antecedentes familiares y te darán una cita para una ecografía (alrededor de las semanas 11-14), para que puedas ver a tu bebé por primera vez. De ser necesario, el médico también te derivará para que te hagan más pruebas.

La primera consulta es una buena oportunidad para saber lo que te deparan los próximos meses, así que puede ser una buena idea pensar en preguntas que hacerle a tu médico con antelación. Muchas mujeres encuentran práctico hacer una lista con las preguntas que quieren hacer para llevar a la cita y no olvidarse de nada una vez ahí. 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.